Dire Straits

Posted: October 23, 2011 in Pop Rock, Rock progresivo
Tags:

Dire Straits fue una banda de rock británica, fundada en 1977 por Mark Knopfler (guitarra y voz), David Knopfler (guitarra), John Illsley (bajo) y Pick Withers (batería), con Ed Bicknell como director. Fue disuelta en 1995

Historia

Comienzos

Mark Knopfler, de Escocia, se trasladó a Londres para trabajar. Allí colaboraba para distintos periódicos y trabajaba de profesor. Mark no se decidía a tratar de vivir plenamente de su pasión, la música. Tras unas colaboraciones no profesionales con su amigo Steve Phillips, Mark pasó a formar parte del grupo Brewer’s Droop, donde conoció al baterista Pick Withers. Tras la grabación del álbum Booze Brothers, la banda se disolvió y Pick volvió a trabajar como batería de estudio para otros músicos. Mark volvió a la rutina viviendo con su hermano David, que trabajaba como asistente social en un barrio del sur de Londres. En 1977, durante una fiesta, Mark conoció a John Illsley, que tocaba el bajo. Fue entonces cuando decidieron formar un grupo: Mark, su hermano David, John y el antiguo batería de “Brewer’s Broop”, Pick Withers. En un comienzo, el nombre de la banda fue “Café Racers”, ya que Mark pedía a gerentes de los pubs que los dejasen actuar, de forma que la música sonase de fondo, permitiendo a la gente hablar. Este hecho de interpretar su repertorio, principalmente compuesto por Mark aunque con canciones de David y versiones de otros músicos, en los pubs de Londres los unía a otras muchas bandas británicas del momento (este tipo de banda con sonido precario y de entretenimiento es lo que pasaría a denominarse pub-band). Finalmente, fue Pick el que propuso cambiar el nombre a Dire Straits (que en inglés viene a significar “grandes apuros”) debido a la penosa situación económica que vivían en aquellos días. En una etapa en que se produjo la eclosión del punk rock, ellos tenían un sonido distinto, casi rock and roll a la antigua usanza.

En el verano de 1977, el grupo consigue grabar una “demo” de cuatro canciones en unos estudios de Pathway, al norte de Londres, tras reunir las 120 libras que entonces costaba aproximadamente su producción. Las canciones grabadas en ella eran “Wild West End”, “Water of Love”, “Sacred Loving” y el que sería su mayor éxito, “Sultans of Swing“. La maqueta acaba en las manos de Charlie Gillet, afamado crítico musical londinense, que queda impresionado con la música que recibe y decide emitirla inmediatamente en el programa Honky Tonk que presentaba por aquel entonces en Radio London.

Es en ese programa de radio donde los descubre John Stainze, de la casa discográfica Phonogram, quien no descansa hasta conseguir un contrato exclusivo con el grupo. A finales de 1977, el mánager Ed Bicknell, conocido de Stainze, les coloca como teloneros en la gira británica del grupo Talking Heads, en la que dan 16 conciertos, recibiendo críticas tan favorables que no tardan en grabar su primer disco.

Dire Straits grabó su primer álbum homónimo entre febrero y marzo de 1978, y se publicó en el Reino Unido el 8 de junio del mismo año. La acogida fue buena por parte de la crítica especializada, pero escasa por el lado del gran público británico. Sólo la progresiva publicación del albúm en Europa, Estados Unidos y Oceanía (donde alcanzan rápidamente el número uno en ventas) y el éxito de sus giras en directo hace que el disco se afiance hasta convertirse en un superventas.

A finales de 1978, el grupo inicia en los estudios Compass Point de Nassau (Bahamas) las sesiones de grabación de su segundo álbum, Communiqué que se editaría en el Reino Unido el 21 de mayo de 1979. El 8 de junio la banda inicia una nueva gira por su país que se extenderá nuevamente a Estados Unidos (septiembre), Europa Occidental (noviembre) y terminará en diciembre de ese año en Irlanda y Londres. Dire Straits completan un año 1979 realmente triunfal en todos los sentidos, aunque el nivel de exigencia hace que acaben física y mentalmente agotados y se tomen un respiro de seis meses. A ello contribuyen también los primeros síntomas de desavenencias internas protagonizados por David Knopfler, el hermano de Mark, disconforme con la presión que el entorno musical ejerce sobre el ya famoso grupo.

Estos dos primeros trabajos son los que configuraron el sonido de la banda, y en ellos se encuentran algunos de los temas más emblemáticos, como el ya mencionado “Sultans of Swing”, en el disco Dire Straits o “Once upon a time in the West” y “Portobello Belle”, en Communiqué.

Hacia una mayor complejidad

En junio de 1980, tras un largo descanso, los Dire Straits vuelven a grabar. Las sesiones se extienden entre el 27 de junio y el 14 de agosto, durante las cuales se produce el abandono de David Knopfler, quien el 25 de julio anuncia oficialmente su retirada del grupo. Sid McGinnis sustituiría a David durante el resto de la grabación, aunque ninguno de los dos aparece en los créditos del álbum.

El 17 de octubre se publica en todo el mundo el tercer álbum de los Dire Straits, Making Movies, que cuenta con la colaboración a los teclados de Roy Bittan (de la poderosa E Street Band de Bruce Springsteen), que marcó un cambio hacia unos arreglos y una producción más elaborados, tendencia que se mantendría a lo largo de la carrera de la banda. En este disco se incluyen temas como “Tunnel of Love” y “Romeo and Juliet”, que toma el título de la obra de Shakespeare y trata de un amor imposible. También están otros grandes éxitos como “Expresso Love” y “Solid Rock”.

Para cubrir el hueco dejado por David y proseguir por la senda del sonido iniciado en el último disco, la banda decide incorporar a la formación al guitarrista Hal Lindes, californiano de Monterrey, y al teclista Alan Clark, inglés de Durham. Con el nuevo personal, el siguiente álbum fue publicado en 1982 bajo el título Love Over Gold, con sólo cinco canciones aunque todas ellas de larga duración. Tras su grabación, en julio de 1982 el baterista Pick Withers decide abandonar la banda, siendo sustituido por Terry Williams de la banda de Dave Edmunds, Rockpile. Este cambio hizo volver a sus orígenes de pub-band británica (al igual que lo era Rockpile); con un sonido más sencillo y desenfadado, frente al rock complejo de sus últimos trabajos. El resultado fue un EP con tres canciones bailables, titulado Extended Dance, que incluiría los conocidos temas “Twisting By The Pool” y “Two Young Lovers”.

El siguiente disco de larga duración en salir al mercado fue el directo Alchemy en 1984, en el que se recogen casi todos los mejores temas de la banda y incluido “Going Home” de la película Local Hero, cuya banda sonora fue publicada como trabajo en solitario de Mark Knopfler. También firmaría en solitarío en estos años las bandas sonoras de Comfort & Joy y Cal, donde conocería al teclista Guy Fletcher.

Éxito masivo

Los cambios continuaron en la alineación de la banda: salió Hal Lindes y entró Jack Sonni para sustituirlo. Además, la banda contrata a Guy Fletcher como un segundo teclista. En 1985 se lanza a la venta Brothers In Arms que fue un gigantesco éxito internacional, del que salieron varios singles, incluyendo el que fue número uno “Money for Nothing“. En el álbum participaba también Sting entre otros. La portada de este disco, con una de las guitarras de Mark Knopfler en ella, es una de las más famosas de la historia de la música contemporánea. En este disco se encuentran, además del ya mencionado “Money for Nothing”, temas como “So far away”, “Walk of Life” o “Brothers in Arms”, canción que trata del horror de la guerra con un fondo musical que hace la letra aún más estremecedora, si cabe.

La gira mundial que siguió al álbum en 1985-86 fue un auténtico éxito, incluyendo una aparición en Live Aid el 13 de julio de 1985, con Sting como vocalista invitado. La gira finalizó en el Entertainment Centre de Sydney, Australia, donde Dire Straits todavía mantiene el récord de apariciones consecutivas (21 noches), la última de las cuales es conocida por su versión calypso de “So Far Away” y una improvisación de la canción folk australiana “Waltzing Matilda”. En un período de dos años, Dire Straits tocó 247 conciertos en más de 100 ciudades diferentes.

Ayudó al gran éxito de este disco, Brothers in Arms, el hecho de que fue uno de los primeros trabajos grabado digitalmente en su totalidad y que estuvo disponible en el novedoso (en aquel momento) formato Compact Disc. Esto tuvo el efecto colateral de hacerlo uno de los álbumes más vendidos entre los consumidores partidarios de esta nueva tecnología. Asimismo, el nuevo formato era un excelente escaparate para una meticulosa producción de Knopfler de sus primeros álbumes, lo que llevó a muchos seguidores a volver a comprar los anteriores trabajos. En parte como resultado de esto Dire Straits fue la banda con mayores ventas en el mundo a mediados de los años 80.

Últimos años

En los siguientes seis años tuvieron un largo periodo de inactividad, donde los distintos miembros de la banda continuaron con sus trabajos en solitario. Tan sólo rompieron el silencio con la publicación del recopilatorio Money for Nothing (1988) y con la exitosa aparición en el concierto de celebración del 70º aniversario de Nelson Mandela junto a Eric Clapton (Wembley Stadium, Londres, 18 de junio de 1988). Su último álbum de estudio, On Every Street, se lanzó en 1991. En él participaba el personal de Brothers In Arms junto a un conjunto de músicos de estudio. El álbum fue recibido con división de opiniones y un éxito moderado. La gira de 1991-92 (inicialmente planificada para 300 conciertos hasta bien entrado el 93) que siguió a On Every Street no tuvo tanto éxito como la anterior de 1985-86. El último concierto de Dire Straits tuvo lugar el 9 de octubre de 1992 ante unas 40.000 personas en el Estadio de la Romareda de Zaragoza, España. Más adelante, publicarían los directos On The Night (de la gira 1991-92) y Live at the BBC (con temas en directo grabados en la emisora pública inglesa en los primeros años de actividad de la banda) en los años 1993 y 1995, respectivamente. La banda volvió al silencio.

Finalmente, en 1995, la banda anunció su disolución. Mark Knopfler se concentraría en proyectos en solitario y bandas sonoras para películas; muchas de ellas, en colaboración con el teclista de Dire Straits, Guy Fletcher. El bajista John Illsley, el único miembro junto a Mark Knopfler que se había mantenido desde los inicios, pasó a dedicarse por completo a la pintura. Otros antiguos miembros continuaron sus carreras musicales, como David Knopfler o el baterista Pick Withers, que pasó a trabajar en bandas de jazz.

Miembros

Mark Knopfler siempre fue voz y guitarra líder de la banda.

Miembros en el momento de la disolución

Antiguos miembros

Colaboraciones

Discografía

La discografía de Dire Straits se compone de seis álbumes de estudio, tres álbumes en directo, tres álbumes recopilatorios, dos EP y 23 sencillos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s